Entender el entorno digital. Todos los días llegan consultas de personas- sin demasiada experiencia digital- pero que necesitan que sus negocios, o servicios salgan, a la luz de internet.

Un desarrollador web con mucha experiencia- y éxito en su negocio- me explicó el entorno digital, para poder comprenderlo fácilmente, a través de metáforas. De eso va este post.

Tu WEB es un coche. Ese coche puede ser estéticamente perfecto, pero con pocas prestaciones, lo que hay que buscar es que ese coche sea funcional, gaste poco y tenga grandes prestaciones y que tenga una carrocería bonita. A todos nos gusta un coche bonito.

Pues genial. Ya tenemos el coche al que debemos matricular.

La matrícula es el DOMINIO.
Se trata del nombre único que se muestra después de www. en las direcciones web y después del signo @ en las direcciones de correo y redes sociales, debe ser un nombre fácil de recordar al que se asociará una dirección IP física de Internet. Ese nombre hay que adaptarlo para ser reconocible, quiénes somos y qué hacemos.

¡Bien! Tenemos un coche matriculado.

Ahora llega el momento de los cuidados a nuestro preciado vehículo, debemos buscar un garaje. En ese lugar, los contenidos de tus páginas web quedan depositados para que las personas puedan acceder a él, en todo momento, a través de diferentes dispositivos. Podemos buscar un garaje compartido con varios, igual nos gusta uno más privado o quizás el más económico.

En el caso de webs hablamos de hosting privados, compartidos, elásticos, en la nube… hay muchos tipos de garajes y dependiendo del coche que tengamos hay que saber que opción es la más adecuada.

Y ahora toca comentar el tema de la gasolina…sí, ese mal mayor- en esta coyuntura- pero imprescindible. Si nuestro coche no anda…mal vamos, salvo que lo dejemos en exposición.

El SEO es la gasolina de nuestra web.
SEO, o lo que es lo mismo posicionamiento natural: estrategias y técnicas de optimización para que nuestra página web aparezca en Google. Google esa carretera infinita, con un tráfico brutal, dónde hay que ser visible. Hay días que podemos permitirnos echarle gasolina premium (SEM) a nuestro coche y pagamos más caro, porque es el momento, para darle un arreón a los caballos…pero lo que importa es que la gasolina habitual sea buena, constante y que no estropee el carburador o los inyectores.

El posicionamiento de una web nos hará aparecer ante nuestros clientes con términos y frases clave de búsqueda. Iremos por la izquierda en nuestro coche recorriendo muchos kilómetros de forma exitosa.

Y llegamos al postureo… tema nada baladí, en serio, si tienes un coche bonito, es reconocible, tiene grandes prestaciones y recorre kilómetros por dónde quiere…nos encanta que nos lo valoren. Ahí aparecen las redes sociales.

Le hacemos un buen lavado, le ponemos unas llantas relucientes y el paisaje adecuado… y que nos miren, que nos vean, que todos deseen nuestro coche. Eso son las REDES SOCIALES, que nuestros amigos- y aquellos que no lo son- quieran tener lo que tenemos, lo que ofrecemos.

Esta sería la metáfora completa del coche y la web, ver hasta qué punto podemos llegar con nuestro negocio implantándolo de forma adecuada en internet.

Y ahora llega la gran pregunta… Sabemos cómo hacerlo y seguro que tú quieres hacerlo ¿Probamos?

Te explicamos las cosas de forma fácil, hacemos lo dificil y conseguimos lo (casi) imposible. Conócenos.